Efectos-del-entrenamiento-de-fuerza-sobre-pacientes-hipertensos-de-edad-avanzada

Entrenamiento de fuerza en pacientes hipertensos

Efectos del entrenamiento de fuerza sobre pacientes hipertensos de edad avanzada

La senescencia se asocia a cambios degenerativos de manera progresiva que afecta a marcadores de salud y fisiología del individuo. La hipertensión arterial en la enfermedad cardiovascular más frecuente en edad avanzada. Varios estudios han mostrado de manera convincente los efectos beneficiosos del ejercicio sobre los valores de la presión arterial en personas de edad avanzada.

Estudio del impacto del ejercicio sobre la presión arterial de personas de edad avanzada

Recientemente se han publicado los resultados de un metaanálisis (Kazeminia y col, 2020; Int J Hypertens 15-sep; doi: 10.1155/2020/2786120) cuyo objetivo fue determinar el impacto del ejercicio sobre la presión arterial de personas de edad avanzada.

Se incluyeron en el metaanálisis 69 estudios con un total de 2272 personas.

Los resultados mostraron un cambio de la presión arterial sistólica con el ejercicio de fuerza de 137.1 ± 8.09 mmHg a 132.98 ± 0.96 mmHg.

Respecto a los cambios en la presión arterial diastólica los cambios fueron de 80.3 ± 0.85 mmHg a 76.0 ± 6.56 mmHg, siendo esas diferencias estadísticamente significativas.

Los resultados de este estudio indican que el entrenamiento de fuerza se asocia a una reducción significativa de los valores de la presión arterial sistólica y diastólica.

Así pues, el entrenamiento de fuerza debería formar parte del abordaje integral de tratamiento de la hipertensión arterial en personas de edad avanzada.

Conclusión

El entrenamiento de fuerza debería formar parte del abordaje integral de tratamiento de la hipertensión arterial en personas de edad avanzada

Opinión

La evidencia es abrumadora. El ejercicio mejora los valores de la presión arterial en personas hipertensas. Ello no significa que el solo el ejercicio pueda controlar los valores de la presión arterial en personas hipertensas, pero sin duda contribuirá a su normalización, disminuyendo en muchas ocasiones la carga farmacológica.

Saber cuando está indicado el ejercicio y que tipo de ejercicio es el más adecuado es algo que compete al médico que trata al paciente hipertenso.

Jose López Chicharro

Palabras clave: hipertensión arterial, ejercicio de fuerza y presión arterial, ejercicio de fuerza en edad avanzada

 

 

 


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *